Cursos Virtuales

Ventajas de los Sistemas Educativos On-Line

Ventajas de los Sistemas Educativos On-Line

La revolución digital ha transformado profundamente el entendimiento y el funcionamiento de las sociedades. Constantemente, evidenciamos transformaciones que rompen las barreras de la presencia física y crean posibilidades infinitas alrededor de nuevos escenarios de interacción y formas de relación personal, profesional y social.

La educación no es ajena a esta evolución, por lo contrario, se suma a esta apuesta global integrando por ejemplo nuevos espacios en la nube para la implementación de nuevos procesos de enseñanza y capacitaciones, y en consecuencia diversas alternativas para su acción formativa.

La formación permanente a través de esta transformación digital, no solo redimensiona su carácter a nivel de escenarios y procesos, sino que responde a las exigencias propias de una sociedad cambiante que le plantea retos frente a la concepción del conocimiento, su transmisión y sus alternativas para construirlo; y se concentra en la reflexión sobre las metodologías adecuadas que harían posible dicha concepción.

En este sentido, la respuesta de la educación a un fenómeno de mundialización propiciado por internet, es sin duda la inmersión en la educación virtual entendida, en un sentido básico, como un proceso educativo donde sus principales elementos, acciones y actores median su comunicación a través de las tecnologías de la información y comunicación, haciendo que esta se presente como una alternativa importante, que propicia escenarios de formación de calidad en procura de la ampliación de la cobertura y diversificación de medios y espacios.

 

 

Fortalecimiento de la Educación Virtual

El fortalecimiento de la Educación Virtual a nivel mundial es indudable, en los últimos años, las universidades más importantes del mundo han pasado de ofrecer cursos cortos on-line, a establecer una oferta académica robusta a nivel de posgrados, donde por supuesto se plantean modelos de gestión que permiten la convergencia natural de todo un ecosistema educativo en un entorno virtual.

En Colombia, al igual que en varios contextos latinoamericanos, una de las características más valiosas de la virtualidad, es su potencial de oportunidades para disminuir limitaciones de acceso a una educación de calidad. Las cifras son de hecho contundentes, de acuerdo con el Ministerio de Educación Nacional, para el año 2010 se registraron 12.000 estudiantes virtuales, frente a los 65.000 del año 2015, es decir 500% de crecimiento; resultados directamente relacionados con el aumento en la oferta general de 122 a 487 programas virtuales, en todos los niveles de formación.

¿A qué se debe este fenómeno? ¿Qué posibilidades encuentran tanto IES como estudiantes para apostarle a la modalidad? A continuación, abordamos algunas ventajas que están inclinando la balanza hacia sistemas educativos on-line.

 

 

Ser un Ciudadano del Mundo de la Educación:

La educación virtual representa la oportunidad de romper las barreras geográficas, la distancia no es un factor relevante para la inclusión a instituciones educativas en cualquier lugar del mundo, abriendo el abanico de posibilidades a tantas que tengan la oferta educativa a nivel mundial. Ser ciudadano del mundo a través de espacios educativos virtuales, crea una cosmovisión de una sociedad global, fortaleciendo perfiles individuales y ciudadanos más allá de lo local y regional que puedan dar respuestas a los fenómenos de la sociedad actual. Permite el surgimiento y la interacción de estudiantes “glocales”, arraigados en su territorio, pero con dinámicas globales.

Las instituciones educativas han entendido esta dinámica, y por esta razón, cada día amplían su oferta virtual a través del fortalecimiento de sus sistemas tecnológicos, de la diversidad de perfil de sus docentes y estudiantes, para soportar una cantidad de usuarios ilimitada que le garantice su presencia virtual a nivel mundial, pero también procurando la creación de programas con un contexto global.

 

 

La Promesa de la Personalización Ahora es Realidad:

Históricamente, uno de los principales retos de la educación se encuentra en atender las necesidades de aprendizaje diversificadas de los estudiantes. Se deben tener en cuenta estilos, competencias, ritmos y por su puesto características a nivel individual.

Al contrario de la educación presencial, esta promesa en los procesos virtuales se cumple a cabalidad, poniendo a disposición un entorno de acceso asincrónico a contenidos, actividades y formas de interacción, donde el estudiante diseña su propia ruta de aprendizaje adaptada a sus necesidades independientes.

Un aprendizaje personalizado en sistemas de alcance masivo, se convierte en un reto que las instituciones educativas asumen a través de la creación de modelos pedagógicos y de gestión educativa, que guían al estudiante en un entorno abierto para construir su propia trayectoria en pro del cumplimiento de sus objetivos, y que a nivel institucional propician la innovación de prácticas educativas on-line en función de seguir cumpliendo con una oportunidad enorme de personalización.

 

 

La Ubicuidad del Escenario de enseñanza – Aprendizaje Virtual, no del estudiante:

La constante evolución de las tecnologías y de los medios de comunicación; y su inmersión en todos los aspectos de la sociedad, hace que sea factible la presencia inmediata de cualquier actor en diferentes espacios y al mismo tiempo. En los ambientes virtuales de aprendizaje, esta característica se traslada al ambiente en sí, y lo dota con la posibilidad de abastecer al estudiante de toda la información requerida (contenidos, actividades y comunicación con profesores y pares), para construir su proceso educativo, de una forma inmediata, en cualquier espacio y por medio de cualquier dispositivo, lo que con seguridad hace que sea el ambiente el que tenga presencia en los diferentes escenarios en los que se mueva el estudiante.

 

 

Asistencia en el Proceso:

Las principales habilidades requeridas para ser un estudiante virtual se basan en la autonomía, automotivación, autorregulación, independencia y responsabilidad de su propio proceso educativo, características intrínsecas que solo dependen en cierta medida de cada individuo. Sin embargo, el éxito en los modelos de educación se mide por la culminación a tiempo de la formación de los estudiantes.

Específicamente, en el escenario virtual, esta finalización o no del proceso educativo se relaciona en gran parte con el sistema de acompañamiento que se dé por parte de la institución educativa, acompañamiento a nivel pedagógico y técnico que resultan en una vigilancia y monitoreo continuo de todas las acciones desarrolladas en este espacio y que pueden ser alertas tempranas al comportamiento del estudiante, donde se interviene para ayudarlo, o a nivel predictivo en el análisis de estilos de aprendizaje que puedan fortalecer su proceso.

Temas de interés:portalempresarial.org/

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Idioma »
Cerrar